Los donantes de órganos y tejidos salvan y cambian la vida de los receptores de trasplantes y de muchas familias de donantes que reciben satisfacción y consuelo en el regalo de sus seres queridos. Las organizaciones de recuperación de órganos de LifeLink sirven como enlace crucial entre estas personas. Trabajamos con más de 250 hospitales y diez centros de trasplantes y atendemos a una población total de más de 16 millones de personas dentro de nuestras áreas de servicio designadas en Florida, Georgia, Carolina del Sur, Puerto Rico y las Islas Vírgenes de EE. UU. De guardia las 24 horas, nuestro personal colabora con los profesionales médicos, con otras agencias (por ejemplo, forenses y autoridades policiales) y con el público para salvar vidas a través de la donación y del trasplante de órganos.