La donación de tejidos es otra manera de salvar y mejorar vidas a través del trasplante. Cientos de miles de personas se benefician anualmente de trasplante de tejido, que puede proporcionar a los pacientes con oportunidades para experimentar eventos que de otra manera seria imposible.

La donación de tejidos se realiza al final de la vida de alguien y es un regalo dado sin condiciones ni compensación. La donación de tejidos difiere de la donación de órganos en que las personas que sufrieron muerte cerebral y se convierten en donantes de órganos también pueden donar tejidos, así como aquellas que sufrieron muerte cardíaca.

Un donante de tejido puede mejorar o restablecer la vida de más de 50 personas.

  • Hueso: Puede restablecer la movilidad y ayudar a la reconstrucción de extremidades.
  • Cornea: Restablece la vista en personas con daños causados por enfermedad o traumatismo.
  • Válvulas cardíacas: Puede salvar la vida de niños y adultos con válvulas faltantes o dañadas.
  • Ligamentos y tendones: Se emplean para reconstruir articulaciones dañadas después de traumatismo, artritis u otras enfermedades.
  • Injertos de piel: Pueden ayudar a sanar a los pacientes quemados y marcar la diferencia entre la vida y la muerte. También se utilizan injertos de piel en muchas cirugías, por ejemplo, a corazón abierto y reconstrucción mamaria después de una mastectomía.
  • Venas y arterias: Se usan en la cirugía de bypass cardíaco para restablecer la circulación sanguínea. Las venas donadas también pueden evitar la amputación de la pierna en pacientes que han perdido la circulación.